Situaciones Especiales

baloncesto, onda, vida, situaciones, especiales, táctica

Definición

Se suele definir generalmente una situación especial como un momento de juego en el que el resultado está, por lo general, muy ajustado y se tiene que llevar a cabo una acción que previamente se ha comentado y/o ensayado.

Añadimos que la situación especial también se puede producir pese a que el resultado no esté ajustado. En un sistema de competición de liga regular se tiene en cuenta la diferencia de canastas (Basket average) y, pese a no ser ajustado el resultado, pueden darse situaciones especiales (tanto en la ida, queriendo aumentar o recortar la diferencia de puntos; como en la vuelta queriendo reducir o asegurar el Basket Average).

Nota: No en todas las situaciones especiales se dispone de tiempo muerto ni todas las situaciones especiales se sacan desde la mitad del campo ofensivo en frente de la mesa de oficiales.

Generalidades

Para contextualizar y saber manejar una situación especial hay que tener en cuenta los siguientes aspectos fundamentales:

  • Tiempos muertos disponibles: En un inicio de partido cada equipo dispone en un inicio de 5 tiempos muertos (2 en los dos primeros cuartos y 3 en los dos últimos cuartos). Este detalle es importante comentarlo porque a partir de los dos últimos minutos del último cuarto, en caso de haber conservado los 3 tiempos muertos de la segunda parte, se pierde uno. El propósito de la norma es evitar finales interminables en los que se podían llegar a ver hasta 6 tiempos muertos en menos de 2 minutos.
  • Sistema y fase de Competición: Las bases de competición también se tienen que tener muy en cuenta. No es lo mismo un partido de liga regular, que unas eliminatorias de play-off (teniendo en cuenta si es a 3 partidos o doble vuelta) o una Final Four.
  • Dirección de partido: Fundamental llevar un estricto control de los tiempos muertos propios y del rival para poder gestionar los tempos del partido.

Una situación muy especial

Si hay alguna situación muy especial es la siguiente. Una en la que no queden tiempos muertos y que dependa exclusivamente de lo que se haya trabajado previamente. ¿Cuántas veces han podido alargarse los finales de partido apretado?
Las únicas vías posibles son dos:

  • Las situaciones especiales se han trabajado y tanto jugadores como entrenador(es) son capaces de poner en práctica una situación especial concreta para esa situación.
  • No hay situación especial ensayada y se depende exclusivamente de los jugadores. No es una situación tan bizarra. Es más habitual de lo que pensamos. Veáse, tiempos muertos agotados y unos tiros libres por tirar. ¿Cúantos se tiran? Dependiendo del número habrá que plantearse cómo fallar el último. ¿Cuántas veces se ha tirado el último a fallar para tener la oportunidad de capturar el rebote y encestar de 2 o 3 puntos?

Consideraciones finales

Las situaciones especiales deben estar ensayadas. Si van integradas en nuestros sistemas de juego o nuestras jugadas, mucho más sencillo y efectivo a la hora de ponerlas en práctica. Pese a que no nos lo planteemos, las situaciones especiales son más habituales de lo que pensamos (otra cuestión es saber identificarlas y quererle sacar el máximo partido sin exponerse innecesariamente).Un punto muy a tener en cuenta es que a los jugadores les gusta ensayarlas. ¿Cuántas veces habremos visto jugadores practicar solos montándose la película con un tiro en el último segundo?

Por último, el conocimiento del reglamento en vigor de la competición en la que se compite es fundamental. ¿cuántas veces habrá entrenadores que pregunten de dónde se saca, aún quedando menos de 2 minutos de partido?

Si hablamos de conocimiento del reglamento y de situaciones especiales, os dejamos un artículo sobre una autocanasta que pasó a la Historia (sobre todo porque fue la única que se hizo con un propósito claro y gracias a ella cambió el reglamento). La auto-canasta marcada por Alocén, jugador del Real Madrid de 1962, dirigido por Pedro Ferrándiz, en un partido de octavos de final de Copa de Europa. Una autocanasta que se marcó para perder. ¡Eso sí que es una situación muy especial!

Para finalizar, os dejamos un vídeo sobre cómo mantener la sangre fría y cómo un partido puede no terminarse definitivamente:

Y aquí la versión sin tiempos muertos y en versión de niños:

Cedric Arregui Guivarc'h
Entrenador Nacional de Baloncesto (CES 2014)









Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: